X

Desigualdad: ¿Cómo vamos?

El auge económico que experimentó el país hasta el 2013 creó condiciones favorables para reducir la desigualdad.

Ello generó oportunidades para que millones de personas mejoren sus condiciones de vida y para la reducción de algunas dimensiones de la desigualdad en el Perú.

Sin embargo, los logros en la reducción de la desigualdad han sido limitados, pese al considerable crecimiento económico. Por ejemplo, aunque el Perú fue el segundo país de Latinoamérica con mayor crecimiento económico per cápita entre el 2000 y el 2014, apenas ocupó el puesto 16 por mejora en el Indice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, que mide los avances en esperanza de vida, escolaridad e ingreso familiar.

Los retos de la desigualdad siguen siendo inmensos en el Perú, y siguen afectando el nivel de vida de sus ciudadanos y ciudadanas.
+ +
x cerrar
+ +
x cerrar
+ +
x cerrar
+ +
La incidencia la hacemos todos/as. Entra en contacto con los actores políticos y expresarles tus ideas, desacuerdos y propuestas. ¿Comó? Haz click sobre la cuenta de Twitter y el mensaje que quieres enviar, selecciona el mensaje que deseas y listo: ¡Tweet Enviado!

“Actúa me ha permitido amplificar mi trabajo de activista con los jóvenes”

Por: Actúa.pe
lunes 23 de septiembre del 2019

Kevin Huayhua (27) es un joven que forma parte de Actúa.pe. A través de su activismo, él lucha contra la corrupción que empaña a la política del Perú, y está comprometido con los derechos de todos los ciudadanos. A su vez, estudia Geografía y el próximo año culminará su carrera.

Primeros años

En la zona central de los andes del Perú se encuentra el departamento de Junín (Huancayo), donde nació Kevin en pleno conflicto armado interno. Al ver esta situación incierta y agobiante, los padres de Kevin decidieron viajar a Lima con él que tenía sólo unos meses de nacido. “Mis padres por el proyecto que tienen de superarse, vinieron a Lima para buscar un mejor futuro”, comenta Kevin.

Inspiración para sus ideales 

Kevin cuenta que su papá y su mamá, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Javier Diez Canseco, fueron su inspiración para emprender sus metas. Tres figuras determinantes en la construcción de lo que Kevin es, lo que quiere ser, y del sueño de cambio para las y los jóvenes peruanos a través de la educación, el trabajo digno y un país menos desigual.

“Vi a mi padre venir a Lima para culminar sus estudios de Educación, en una época aciaga que atravesaba el país (la guerra interna), y eso me motivó a cumplir mis sueños”, dice Kevin. Cuando él entró a estudiar Geografía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, presenció apasionadas clases, debates y foros que le dieron la certeza de que se puede luchar por un mundo mejor. El destacado político peruano Javier Diez Canseco también fue un ejemplo para él, por enfrentarse a la dictadura de Alberto Fujimori y la fiscalización e investigación que realizaba  en diversas comisiones del Congreso de la República.

Activismo por el cambio

En el 2011, Kevin comenzó su vida activista impulsando la campaña del partido Gana Perú, como voluntario, porque creía en la gran transformación que ese partido ofrecía al Perú, en ese entonces. Sin embargo no fue así, “Ollanta Humala en el 2011 dijo: ¿ustedes quieren agua u oro? (por el caso de Conga) y la población en conjunto le respondió: ¡agua!. Ollanta ganó y prefirió el oro. En esencia terminó su gobierno subordinado a los grandes poderes y no hubo mayor cambio ni transformación”, señala Kevin.

Kevin cuenta que en el 2012 se juntó en un espacio de jóvenes progresistas y de izquierda en Lima, de la ‘base Mariátegui’, en el marco de la campaña ‘La gran transformación’. Por un año, se juntaban en un local donde tenían reuniones con personajes del gobierno de turno. Pero luego el gobierno les cerró el local, donde se reunían para escuchar, evaluar cómo iban las cosas en el gobierno, hacer foros y  debates.

El Foro Juvenil de Izquierda

Ante la ausencia de este lugar decidieron formar un espacio. Lo hicieron en uno que les prestaba los trabajadores de la Federación de Trabajadores Telefónicos, y allí nació el Foro Juvenil de Izquierda. Desde el inicio, Kevin, sus compañeras y compañeros empezaron a armar piezas críticas al gobierno de Ollanta Humala que les había cerrado las puertas.

Asimismo, durante el período del 2012 al 2013, diseñaron un plan para hacer talleres, foros, como espacio colectivo, donde cada participante hacía incidencia en sus respectivas universidades. En el 2013 el Foro Juvenil de Izquierda postuló al consejo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, a través del bloque ‘La Unidad’. “Ganamos el consejo de facultad. Pasé de ser representante de 350 alumnos de la escuela a serlo de 2000 de la facultad, esto último junto a 6 alumnos que estábamos en el tercio estudiantil. Además, coordinábamos con el decano sobre calidad académica, corrupción, contratación de docentes, entre otros temas”, explica Kevin.

Su activismo en Actúa   

Kevin empezó en Actúa como participante el 2017 y, hoy por hoy, coorganiza laboratorios nacionales,  temáticos, y las réplicas. “Actúa me ha permitido amplificar mi trabajo de activista, llegar a un nivel mayor a nivel nacional con los jóvenes, investigadores, con el movimiento de mujeres, con las universidades. Yo represento al Foro Juvenil de Izquierda en Actúa, y eso ha permitido amplificar el trabajo que veníamos haciendo como foro juvenil”, señala Kevin.

Como parte de Actúa, el espacio abierto ‘Escuela: de la protesta a la propuesta’ nació el 2017 en Lima, Arequipa y Cusco, y en la actualidad continúa, además, en los departamentos Ayacucho, Iquitos y Trujillo. Esta plataforma tiene como objetivo que el movimiento juvenil elabore propuestas entorno a la desigualdad económica.

Sobre ello, Kevin resalta: “En Lima, uno de los logros de incidencia, es la participación de la escuela en la Comisión de Trabajo del Congreso de la República”. Y en provincia: “En Cusco, la escuela de la protesta a la propuesta, se ha integrado en la asamblea regional de jóvenes de Cusco, para debatir sobre la problemática de esa región”.

El reto

Para Kevin, el reto es seguir articulando la escuela como un espacio juvenil a las plataformas que ven el tema ambiental, laboral y de género. “Ya se ha generado nexos entre ambos, lo veo en Cusco, en Arequipa, jóvenes que no son de una sola área temática están reunidos en la escuela, hacen comunicados, se juntan y quieren hacer cosas en conjunto y el reto es avanzar en la elaboración de propuestas para luchar por un país distinto con mayor justicia social”, culmina Kevin.

Enlace permanente: https://actua.pe/?p=3762