X

Desigualdad: ¿Cómo vamos?

El auge económico que experimentó el país hasta el 2013 creó condiciones favorables para reducir la desigualdad.

Ello generó oportunidades para que millones de personas mejoren sus condiciones de vida y para la reducción de algunas dimensiones de la desigualdad en el Perú.

Sin embargo, los logros en la reducción de la desigualdad han sido limitados, pese al considerable crecimiento económico. Por ejemplo, aunque el Perú fue el segundo país de Latinoamérica con mayor crecimiento económico per cápita entre el 2000 y el 2014, apenas ocupó el puesto 16 por mejora en el Indice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, que mide los avances en esperanza de vida, escolaridad e ingreso familiar.

Los retos de la desigualdad siguen siendo inmensos en el Perú, y siguen afectando el nivel de vida de sus ciudadanos y ciudadanas.
+ +
x cerrar
+ +
x cerrar
+ +
x cerrar
+ +
La incidencia la hacemos todos/as. Entra en contacto con los actores políticos y expresarles tus ideas, desacuerdos y propuestas. ¿Comó? Haz click sobre la cuenta de twitter y el mensaje que quieres enviar, selecciona el mensaje que deseas y listo: ¡Tweet Enviado!

Demandan más inversión en agricultura familiar

Por: Coalición Actúa.pe | Foto: Percy Ramirez
jueves 10 de marzo del 2016

Más inversión en agricultura familiar

Frente Amplio, Acción Popular y Partido Humanista expusieron sus propuestas en el foro electoral: “El agro en los planes de gobierno, convocado por los principales gremios representantes de la agricultura familiar como lo son: la CNA, ANPE PERÚ, CCP, FEMUCARINAP y el Consorcio Agroecológico.Peruanos por el Kambio y  Todos por el Perú no estuvieron presentes pese a haber confirmado su asistencia. Los tres partidos coincidieron en la necesidad de que el Estado impulse  la agricultura familiar por su importancia estratégica: constituye el 97% de todas las unidades agropecuarias, cultivan el 70% de los alimentos que consumimos, y emplea a 2 millones de peruanos. Proponen mejoras en la asistencia técnica para los campesinos, acceso a un crédito  en condiciones menos onerosas y rechazaron el cultivo de transgénicos en el Perú.

Alberto García, asesor de la FAO, participó en el foro y  remarcó la necesidad de impulsar el desarrollo agrario para lograr eliminar el hambre, reducir la pobreza rural, fomentar los sistemas agrícolas sostenibles y la adaptación al cambio climático. Armando Mendoza, economista de Oxfam, comentó que pese a la gran importancia económica y social que tiene la agricultura familiar,  las políticas públicas se han enfocado a  las empresas agroexportadoras, relegando a un segundo plano a los pequeños productores. Así lo demuestra la estadística del último Censo Nacional Agrario del 2012 (Cenagro) que arroja que tan solo uno  de cada 10 campesinos consigue asistencia técnica y uno de cada cinco accede a crédito. Ante el sombrío panorama que se avecina, debido a  la desaceleración del crecimiento económico, alertó que el agro debe apuntalar el desarrollo integral del país.

Invertir en agricultura familiar

Carlos Monge, del Frente Amplio, remarcó la importancia de la agricultura familiar-pues representa un 26% de la PEA- y la necesidad de impulsarla. “El agro concentra todas las potencialidades y claves para que este sea un país mejor”, precisó. Desde Frente Amplio consideran que el mundo rural “necesita un tratamiento especial de dimensión constitucional” y que debe implementarse un gabinete para el área rural que afine, implemente y monitoree los resultados de las políticas en dicha materia”. Monge propuso mejorar la cobertura de Pensión 65, recuperar los aranceles,  mejoras en  los programas de asistencia técnica y crédito agrario,  fortalecer el programa Mi Riego e invertir en el mantenimiento de caminos rurales. “Con 6 mil millones de soles, el costo de construir la Línea 2 del metro de Lima, se puede reparar el 80% de los caminos rurales. Es cuestión de prioridades”, señaló. Monge recordó que los productores familiares no cuentan con títulos de propiedad de ninguna parcela en el 40-60% de los casos y criticó la concentración de tierras a manos de grandes empresas agroexportadores.

Por otro lado, Ricardo Monteagudo, de Acción Popular, enfatizó que “es imprescindible romper con la dependencia alimentaria y con la importación de alimentos que viene desde hace 40 años”. Agregó que es fundamental una reforma constitucional, así como promover la conectividad, el uso de la tecnología y los medios de comunicación para poner en vitrina los problemas del agro y transparentar el tratamiento oligopólico de algunas empresas que encarecen los precios.

César Campos Rodríguez, del Partido Humanista, señaló que el mundo rural pierde el 50% del valor de los productos que llegan a nuestras mesas: “Tenemos que encontrar lineamientos para romper esas brechas, los agricultores deben participar en la riqueza”, comentó. También se mostró a favor de brindar más asistencia, tecnología y financiamiento a los pequeños agricultores. Campos identificó la comercialización como una traba que aleja al pequeño productor para ganar en productividad

El congresista Jaime Delgado se mostró indignado porque los intereses de los grupos económicos muchas veces se imponen en el país: “Hay grupos que tiene hasta 120 mil hectáreas, ¿acaso no hay un límite? ¿Cuánto más vamos a dejar que crezca esto?”, se cuestionó. Finalmente, cerró el evento mencionando que espera que el próximo gobierno declare al país libre de transgénicos y que el sector agrario sea mirado de manera articulada: “Deben tener una visión integral, el gobierno debe comprometerse con el agro para hacerlo sostenible y alcanzar la soberanía alimentaria”, puntualizó.

Retos

Ha habido algunos avances y se ha conseguido dar un salto legislativo, pues durante este gobierno se aprobó la Ley de Promoción y Desarrollo de la Agricultura Familiar, la Ley de Fomento a la Agricultura Ecológica y la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutricional. Sin embargo, como reconoce Moisés Quispe, presidente de la Asociación Nacional de Productores Ecológicos (ANPE)estas leyes son letra muerta pues no cuentan con presupuesto ni se han reglamentado.

Garantizar la seguridad alimentaria de los ciudadanos es un reto pendiente para el país. La Ley de Seguridad Alimentaria y Nutricional nació con este objetivo, pero permanece estancada en el Congreso debido a las observaciones de la congresista fujimorista Martha Chávez. Otra de las normas que se adoptaron durante este gobierno fue la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes, una normativa que se encuentra también paralizada por su falta de reglamentación debido a la oposición de la industria alimentaria.

Además, normas como la Ley N° 30230, aprobada en julio de 2014, y conocida como “paquetazo ambiental”, pone en grave riesgo el derecho al territorio de las poblaciones de comunicaciones campesinas e indígenas.

Organizaron: FEMUCARINAP, Coalición Campesina del Perú, Consorcio Agroecológico Peruano, Frente Parlamentario Contra el Hambre, FAO, Unión Europa y Oxfam.

Enlace permanente: https://actua.pe/?p=200