X

Desigualdad: ¿Cómo vamos?

El auge económico que experimentó el país hasta el 2013 creó condiciones favorables para reducir la desigualdad.

Ello generó oportunidades para que millones de personas mejoren sus condiciones de vida y para la reducción de algunas dimensiones de la desigualdad en el Perú.

Sin embargo, los logros en la reducción de la desigualdad han sido limitados, pese al considerable crecimiento económico. Por ejemplo, aunque el Perú fue el segundo país de Latinoamérica con mayor crecimiento económico per cápita entre el 2000 y el 2014, apenas ocupó el puesto 16 por mejora en el Indice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, que mide los avances en esperanza de vida, escolaridad e ingreso familiar.

Los retos de la desigualdad siguen siendo inmensos en el Perú, y siguen afectando el nivel de vida de sus ciudadanos y ciudadanas.
+ +
x cerrar
+ +
x cerrar
+ +
x cerrar
+ +
La incidencia la hacemos todos/as. Entra en contacto con los actores políticos y expresarles tus ideas, desacuerdos y propuestas. ¿Comó? Haz click sobre la cuenta de Twitter y el mensaje que quieres enviar, selecciona el mensaje que deseas y listo: ¡Tweet Enviado!

“Si tenemos jóvenes empoderados, podemos hacer un montón de cosas”

Por: Actúa.pe
lunes 23 de septiembre del 2019

Milagros, una joven activista de Perú, está ayudando a llamar la atención sobre las desigualdades en su ciudad natal, al involucrar a otros jóvenes: ” Si tenemos jóvenes empoderados, podemos hacer un montón de cosas”.

Despertar temprano

Milagros Ticliahuanca, de 24 años, vive en Carabayllo, el distrito más extenso de Lima, la capital de Perú. La gente en el área no tiene las mismas oportunidades que en otros distritos de la ciudad, pero Milagros creció sabiendo que no tenía que ser así. “Como miembro del sindicato de la Municipalidad, mi padre tuvo que velar por los derechos de todos los trabajadores”, dice. “Me inculcó la idea de luchar por el bien común”.

Encuentro de oposición

Milagros se volvió políticamente activa desde temprana edad y estudió Ciencias Políticas en la universidad. Mientras estaba allí, se dio cuenta del tamaño de la batalla que tenía por delante: “Estaba siendo voluntaria en una feria para sensibilizar al público sobre la democracia, cuando una señora me dijo que lo único que debía hacer era cuidar a un marido. Eso tuvo un gran impacto sobre mí.”

Multiplicar valores democráticos

Milagros encontró confianza en la compañía de otros que pensaban de manera similar a ella. Se unió a la Red Interquorum, una organización que promueve el empoderamiento de las y los jóvenes con valores democráticos. “Capacitamos a niñas y niños en las escuelas”, explica, “con talleres para crear conciencia sobre la gobernanza y la democracia, y les enseñamos cuáles son sus deberes y derechos. Siento que habrá un efecto multiplicador: les dirán a sus padres y la idea crecerá “.

De niños a ciudadanos

También espera que niñas y niños continúen haciendo más por sí mismos en la edad adulta: “Si los niños conocen sus derechos, serán ciudadanos con superpoderes que sabrán cómo elegir a sus representantes en el gobierno municipal y central y podrán hacer miles de cosas.” Pero no todos quieren involucrar a los jóvenes de esa manera. Milagros intentó promover un Consejo de Participación Juvenil en Los Olivos, en el norte de Lima, pero el alcalde no quería ese diálogo. En lugar de frustrarse por esta oposición, Milagros trabajó para expandir la participación juvenil en otros municipios.

Un laboratorio para el cambio.

Milagros se unió a Actúa.pe, una plataforma de comunicación y activismo compuesta por 23 movimientos y organizaciones sociales, que conecta, monitorea y amplifica la acción ciudadana contra la desigualdad en Perú. Milagros considera que su enfoque es muy efectivo: “Actúa.pe dice mucho a través de las imágenes y, por lo tanto, me permite promover información a quienes me rodean”, dice. Sus “Actua Labs” a nivel nacional son un espacio de capacitación e intercambio entre expertos, activistas y grupos juveniles, que se enfoca en la justicia ambiental, de género y económica. Milagros organizó una, “con la idea de fortalecer a los activistas universitarios, que no necesariamente se reconocen como tales”.

Vinculación mundial

Recientemente, Milagros tuvo la oportunidad de participar en un foro de Oxfam en Florencia donde los jóvenes  desarrollaron escenarios para reducir las desigualdades y acabar con la pobreza. Milagros está entusiasmada con la experiencia: “Me siento afortunada de ser parte de este núcleo impulsor y podré replicar todo lo que aprendí con mis colegas en el Red Interquorum“.

Democracia para todos

Milagros reconoce lo privilegiada que es. “Pasé meses sin trabajo”, dice. “Pero soy una profesional, y si es complicado para mí, ¿cómo es para quienes no pueden acceder a los estudios universitarios? La tasa de embarazo adolescente ha aumentado y el cuidado de los niños mantiene a las madres jóvenes lejos de la oportunidad de conseguir un trabajo remunerado o terminar sus estudios “.

La juventud es el futuro

Cualquier activismo para el empoderamiento debe estar respaldado por oportunidades concretas. “Queremos decirle a los ciudadanos que tenemos propuestas reales, que podemos generar cambios. Somos jóvenes, estamos preparados, tenemos ideas serias. Tenemos muchas cosas que hacer”.

Enlace permanente: https://actua.pe/?p=3756